Salvados - denuncia los estragos del amianto

SÁBADO, 27 DE FEBRERO DEL 2016 - 18:49 CET

La cifra habla por sí sola. En el 2030, el amianto -un conjunto de materiales fibrosos con cualidades ignífugas y muy económico- habrá matado a más de 40.000 personas. Y ese arma de doble filo –ser muy rentable pero mortífero a la vez –es la que analiza ‘Salvados’ en el programa de este domingo en La Sexta (21.30).

Jordi Évole busca respuestas a través del testimonio de algunos de los afectados en peligro por su exposición a ese material, conocido también como asbesto. Así, el programa viaja a Ferrol, sede de los antiguos astilleros Bazán, donde el periodista habla con extrabajadores del sector naval, afectados por enfermedades provocadas por el amianto. José Luis Castro, Felipe Fernández y Ramón Tojeiro relatan sus casos. Explican cómo la compañía nunca les advirtió del riesgo que corrían ni tomó medidas de protección. “La empresa lo negaba diciendo que era por el tabaco”, asegura Fernández.
 


'Salvados' también entrevista en Barcelona a la abogada Marta Barrera, que representa a varios afectados de la empresa Uralita, la que más causas abiertas tiene por este tema en España. Barrera explica que los procesos de reclamación son largos y costosos económicamente, “pueden durar entre siete u ocho años y lo que no tienen mis clientes es tiempo”. Y atribuye al caso el nombre de "genocidio laboral". La etiqueta no es para menos: el 80% de sus defendidos ya han fallecido por el camino.

AÑOS 70 Y 90

El amianto fue muy empleado en la construcción y en productos de aislamiento en España entre los años 70 y 90 del siglo pasado. Se hizo tan famoso que se conocía por el nombre de la empresa que lo comercializaba (Uralita). Pero es un agente cancerígeno que puede llegar a provocar la muerte por mesoteliomas pleurales (un tipo de cáncer raro ligado casi exclusivamente a la exposición al producto) y carcinomas de pulmón si no se manipula con la protección adecuada.

En ese sentido, en el programa interviene Paco Puche, ingeniero experto en amianto, que cuenta cómo “muy pocos ganaron mucho dinero en poco tiempo” con este material. Un grupo reducido de familias controlaba el negocio en Europa: “Todas ellas se encuentran hoy entre las principales fortunas del mundo”.

Todavía hoy, según explican los investigadores en la materia, cientos de personas mueren cada año por tumores de mesotelio provocados por las exposiciones ocupacionales a este material en el pasado. Más de dos millones de toneladas de este mineral se importaron en España entre 1906 y el 2002, año en que su comercialización y su uso se prohibieron, por lo que estaba presente en miles de edificios, tuberías y tejados.


'Salvados' se cierra en Brasil, tercer productor mundial de amianto actualmente, donde tras la prohibición del material en Occidente, las multinacionales del sector, lejos de abandonarlo, han buscado nuevos mercados en países pobres, repitiendo la historia.

AUMENTO DE LAS MUERTES

El número de decesos por causas relacionadas con el amianto seguirá creciendo hasta el 2040. Entre los años 2016 y 2020 se estima que fallecerán 1.319 personas debido a este tipo de cáncer, según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Salud Carlos III, el Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública y el Ministerio de Sanidad.

En España todavía existen multitud de restos del amianto. Factores como los elevados precios de la retirada segura de este material, que continúan presentes en hogares, descampados y vertederos, aumentan la posibilidad de que crezcan las víctimas.


Contacto Tlf:608 67 10 50
Realizado por APENA. 2012®. Región de Murcia Tlf:608 67 10 50