Afectados por asbestosis exigen un censo de obreros expuestos al amianto

Los enfermos de amianto de Cartagena y los del resto de la Región no se rinden. Saben que algún día tendrán los mismos derechos que quienes sufren asbestosis en comunidades como Galicia, cuya Consejería de Sanidad ha enviado una carta a todos los trabajadores que estuvieron en contacto con este material para hacerles pruebas médicas y averiguar si están afectados.

Eso es lo que pidió ayer el medio centenar de miembros pertenecientes a la Asociación de Cartagena, en su reunión anual celebrada en el salón de actos del aula cultural de Cajamurcia. En este encuentro, los socios eligieron como nuevo presidente a Ricardo Torregrosa. «Es necesario que la Comunidad revise el registro de empresas que usaban amianto y haga un censo de los trabajadores que estuvieron expuestos a ese material, como se ha hecho en otras zonas de España, donde se les ha incluido en un protocolo de vigilancia de enfermedades relacionadas con el amianto», comentó el nuevo presidente.

Con las revisiones, dijo Torregrosa, «se puede detectar a todo aquel que pueda tener una enfermedad consecuencia del amianto y no lo sepa. Así podrá someterse a un tratamiento para su recuperación».

5.500 enfermos en la Región

Actualmente, solo someten a pruebas médicas a los trabajadores que sienten alguna molestia, «pero hay decenas de obreros que lo tienen y no lo saben», añadió Torregrosa. Según los datos de la asociación, en la Región hay más de 5.500 enfermos; 2.500 de ellos viven en la comarca de Cartagena.

El amianto o asbesto es un material formado por silicatos, que consta de unas fibras delgadas y largas, que son flexibles y sedosas, pero que cuando se rompen pasan al aire, convirtiéndose en partículas respirables.
Cuando el individuo las respira, algunas pasan al pulmón, al alveolo, lo que provoca varias enfermedades benignas (como el derrame pleural, las placas o calcificaciones pleurales y la neumonía redonda) y otras malignas o cancerosas (como el mesotelioma o cáncer pleural, la asbestosis, el cáncer de pulmón o diferentes cánceres digestivos).

Desde la asociación cartagenera tratarán de impulsar la creación de un fondo de indemnización para enfermos, «para que sea una alternativa menos dolorosa a la de los juzgados», comentó Torregrosa. Desde que surgió la asociación, las reivindicaciones de sus miembros se centran en que la administración central reconozca las enfermedades profesionales derivadas de ese mineral cancerígeno, lo que supondría tener acceso a compensaciones económicas.


Contacto Tlf:608 67 10 50
Realizado por APENA. 2012®. Región de Murcia Tlf:608 67 10 50