Publicaciones

La ex Dupont, zona de alto peligro sanitario

Lunes, 24 Febrero 2014 08:00

Ya era epicentro de un anillo de cáncer y una ola de juicios de enfermos por amianto • Ahora, una antena de telefonía móvil expone al barrio a un cóctel de contaminación química y electromagnética de alta potencia. 

Por Claudio Fabian Guevara

Vibromancia Investigación Acción

A mediados de febrero, la empresa Movistar puso en funcionamiento un mástil de telefonía móvil en el edificio de la planta Guilford (ex Dupont). El dispositivo es un elemento más que acentúa el alto peligro sanitario de la zona, epicentro de reclamos ambientales por un anillo de cáncer detectado en torno a la planta fabril, y una ola de juicios de enfermos por exposición al amianto.

Hay que estar atentos a la situación de la zona. La toxicidad adicional que supondrá un mástil de telefonía puede despertar un brote de enfermedades en los próximos cinco años, según estadísticas que se barajan entre abogados ambientalistas.

 

Un misterio bajo tierra

El tiempo tendrá la palabra definitiva sobre cuál es impacto de la presencia de la ex Dupont en esos terrenos durante casi medio siglo, pero el presente no es alentador. La multinacional cedió oportunamente y en forma gratuita a la Universidad Nacional de Luján con la expresa condición de queno se realizara ninguna excavación. La extraña condición generó un escándalo en el foro universitario que finalmente devolvió el inmueble.  

El misterio que yace encerrado bajo las instalaciones abandonadas de la fábrica de nylon tal vez no se devele nunca. Lo que ya sabemos es que la salubridad del ambiente del lugar parece globalmente afectada, probablemente por el uso de sustancias químicas propias del funcionamiento de la industria.

La Justicia Federal de Mercedes tramita desde principios del 2000 una causa por un anillo de enfermos de cáncer detectado en torno a la fábrica. Y ante la Corte Suprema del Estado de Delaware en Estados Unidos se llevan adelante los juicios de ciudadanos argentinos contra DuPont USA, por la exposición al amianto que sufrieron de la planta de Mercedes, desde los años 60 hasta el 2004, cuando Dupont cerró sus puertas.

 

Sobre llovido, mojado

En este contexto, una antena de telefonía móvil en el lugar condena a los habitantes de la zona a exponerse a un cóctel de contaminación química y electromagnética de alta potencia. Existe un “efecto sinergia” que agrava los peligros.

Es que las microondas pulsantes, base de la telefonía celular, “incrementan el riesgo de la acción de factores químicos y físicos ya existentes en el medio ambiente”, según advirtió en  2004 la Declaración de Friburgo, un documento que suscribieron decenas de médicos y científicos alemanes sobre los riesgos de los campos electromagnéticos.

La presencia de una antena de celular en una zona altamente contaminada con químicos es una medida imprudente que puede agravar su condición de foco de enfermedades. Las radiaciones en el radio de mayor peligro, es decir unos 500 metros a la redonda, sobrecargarán adicionalmente el sistema inmunológico de los habitantes, y pueden acabar con los mecanismos de regulación que hasta ahora hacían de contrapeso.

El ambiente es un factor fundamental para la salud de las personas. Todos vivimos en lugares con mayor o menor nivel de toxicidad, y nuestros organismos se adaptan dinámicamente al entorno. Pero cuando ciertos umbrales se sobrepasan, aparecen señales. Puede suceder que los que ya estén enfermos no mejoren, y muchos que aún resistían sanos, se enfermen.

 

Las empresas saben

Las corporaciones telefónicas desmienten a los daños a la salud, pero manejan información que confirma la influencia tóxica de estas tecnologías en los seres vivos. Lo mismo sucedió con la contaminación química por amianto. Mariano Acevedo, abogado y presidente de la Asociación Argentina de Expuestos al Amianto, explica que “DuPont conocía los peligros de la exposición al amianto desde 1960, pero los trabajadores y vecinos de la planta de Mercedes estuvieron expuestos a dicha sustancia hasta el año 2004 cuando la planta cerró sus puertas, mientras DuPont eliminó el asbesto en sus plantas de Estados Unidos en la década del 1970. Dos ciudades, dos estándares diferentes”.

 

Otro mástil en la zona del Parque Municipal

El proyecto de mástil en la Guilford fue anticipada desde esta columna en octubre.

Para el otro proyecto anticipado, en el estadio de la Liga Mercedina de Fútbol, ya existe un convenio firmado. 


Contacto Tlf:608 67 10 50
Realizado por APENA. 2012®. Región de Murcia Tlf:608 67 10 50